Monopsonio

Un monopsonio, denominado también como el monopolio del comprador es un tipo de mercado en el que existe un único comprador o demandante, en lugar de varios. Debido a esto, este mercado posee una competencia imperfecta. El precio de los bienes o servicios lo determina el demandante ya que posee mayor poder de mercado y los numerosos oferentes deben adaptarse a sus exigencias. Esto le permite al comprador obtener mayor valor de la transacción que los que obtendría en un mercado competitivo.

El Monopsonio se produce generalmente con respecto a ciertos Factores de Producción, como por ejemplo, la Demanda de cierto tipo de Trabajo especializado- o con materias primas y Bienes en proceso; existe Monopsonio de Bienes de Consumo. Además, en algunos casos especiales: el ejército de un país puede ser el único comprador de cierta clase de equipo o armamento, o ciertos distribuidores o mayoristas pueden ser los únicos demandantes de cierto tipo de Bienes que luego ofrecerán al público.

Un monopsonio es cuando una empresa demanda algún insumo en un mercado que no opera en competencia perfecta. Por lo tanto, que tiene cierto poder de mercado.

Características del monopsonio

Dentro de un monopsonio se observan las siguientes características:

  • Es un modelo de mercado en el cual existe un único comprador y demandante.
  • Cuenta con distintos tipos de vendedores para efectuar las ofertas de compra.
  • Es una clase de mercado que se cataloga como imperfecto y en donde, en ciertas ocasiones, surgen conflictos y desacuerdos entre vendedores y compradores.
  • El comprador puede obtener el precio actual y la cantidad de bienes que desee sin poder influenciar sobre el precio que ya ha sido establecido.

En el Monopsonio, al igual que en el caso del Monopolio, la Empresa monopsónica ejerce un gran control sobre el Mercado. También puede, dentro de ciertos límites, deprimir los Precios de modo de obtener Ganancias extraordinarias. Ello sucederá hasta que, si aumenta su Demanda, se encuentre con que es preciso pagar Precios más altos para atraer nuevos oferentes. Es una situación teóricamente opuesta a la de Competencia Perfecta. En la práctica, salvo algunos casos particulares, los monopsonios solo se presentan en mercados locales relativamente reducidos o en circunstancias en que hay una decisiva intervención gubernamental. También existe una estrecha relación entre las situaciones de Monopolio y de Monopsonio: en ambos casos una Empresa monopólica se convertirá fácilmente en el único comprador de ciertos Factores Productivos, especialmente materias primas, productos semielaborados y otros insumos.

Deja un comentario